Por la voluntad de hacer

Hay algunas personas que se exponen al aire libre pero no quieren que les pegue el viento ni las toque el sol. También las hay que se pasan la vida esperando elogios o reconocimiento por las cosas que hicieron siendo éstas propias de sus deberes y obligaciones, o por lo menos hechas  motu proprio y con entusiasmo. Cacarean como gallinas primerizas lo que hacen: yo hice tal cosa, yo hice esta otra, yo hice… yo hice…

He visto con mucha atención un corto video titulado “La mujer invisible”, está a propósito como cura para nuestro excesivo egocentrismo y propio orgullo. Refiere la mujer protagonista que llegó a la conclusión de que nunca la ven; esto es, nunca ven lo que ella hace, y ese, precisamente, es el reclamo de todas nuestras “soylas” y de los “soyeles” o “yohices”.

Toma ella, a raíz de un libro que le obsequian, como modelo la construcción de las catedrales en Europa. Quién construyó determinada catedral es una pregunta sin respuesta posible, pues sus constructores fueron anónimos. Se pierden en los secretos de Templarios y Masones. No hay pues un nombre que reclame la autoría de ninguna de esas catedrales. Sus constructores trabajaron con todo su empeño sin preocuparse si algún día les sería reconocido su trabajo o sus nombres recordados y asociados con  esas obras.

Sucede que esas personas que reclaman reconocimiento (diferente al monetario) por el trabajo realizado, que puede ser en su hogar o en la empresa, lo ejecutan por iniciativa propia y ponen en él todo su empeño para obtener un buen resultado. En las empresas porque van más allá de lo que les corresponde y en el hogar porque asumen determinadas tareas o funciones. Por lo general, sobre la labor hecha, nadie les dice algo y hay muchas razones para que así sea.

Las personas que se encuentran en esas condiciones son las que se consideran invisibles porque los demás no las ven, ni ven  lo que hacen. Reaccionan entonces contra sí mismas y proclaman a los cuatro vientos su inconformidad: “sí, porque yo “soyla” que…” y los señores se adelantan y pregonan: “Sí, porque “yohice” tal cosa…” y, desafortunadamente, nadie se ha dado cuenta de lo que estas almas del Señor han hecho.

Es algo complejo, porque estas personas son reiterativas en su actuar. Se empeñan en hacer las cosas más allá de lo corriente, las hacen de buena gana y bien hechas, pero una vez terminan parece que les surgiera un diablillo y las llenase de inconformidad, haciéndose víctimas heridas en su orgullo y amor propio.

Creo que a todos nosotros nos cae bien la dedicatoria que hicieron a la “mujer invisible” en el Libro de las catedrales: “Con admiración, por la grandeza de lo que tú estás construyendo cuando nadie lo ve”.

Hacemos las cosas porque nos complace hacerlas, porque llenan nuestro espacio interior, ese otro yo que llevamos escondido dentro. Porque Dios, donde quiera que esté y como quiera que sea, sí ve las cosas que hacemos por muy pequeñas que sean.

Anuncios

3 pensamientos en “Por la voluntad de hacer

  1. LOS JUSTOS

    Un hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.
    El que agradece que en la tierra haya música.
    El que descubre con placer una etimología.
    Dos empleados que en un café del Sur juegan un silencioso ajedrez.
    El ceramista que premedita un color y una forma.
    El tipógrafo que compone bien esta página, que tal vez no le agrada.
    Una mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.
    El que acaricia a un animal dormido.
    El que justifica o quiere justificar un mal que le han hecho.
    El que agradece que en la tierra haya Stevenson.
    El que prefiere que los otros tengan razón.
    Esas personas, que se ignoran, están salvando el mundo.

    Jorge Luis Borges

  2. QUE BUENO QUE TE GUSTO EL VIDEO DE LA MUJER INVISIBLE, TE AGRADEZCO SI PUEDES ME ENVIES EL CORREO DE DAVID ESCOBAR PARA TENER CONTACTO CON EL, ABRAZOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s