Réplicas de identidad

Como samario me pregunto qué sucede con nuestros elementos de identidad. Será, acaso, que una botella recubierta con pintura opaca y blanqueada en las aristas o un caballo parado sobre sus cuartos traseros con igual recubrimiento o formas variadas hechas con valvas y piedras marinas o barquitos de estilos brotados de la mente creativa de un niño, esculturas de formas inventadas talladas sobre piedra de laja son símbolos de nuestra identidad como samarios.

No se trata de comparaciones para subvaluarnos, pero en Cartagena, por ejemplo, los vendedores de recuerdos atosigan a los visitantes con estatuillas de la India Catalina, ceniceros con replicas del monumento a los zapatos viejos, entre otros. En Valledupar encontramos replicas de acordeón, caja y guacharaca, en dimensiones que empiezan desde los cinco centímetros de altura, así mismo de las pilanderas, de la sirena  de Hurtado, del Santo Eccehomo, del pedazo de acordeón, etc, etc.

En Santa Marta, en cambio, donde es muy extraño encontrar a un samario promoviendo o vendiendo “souvenires”, vemos a peregrinos que se quedaron en el paraíso mágico que lo tiene todo obteniendo el sustento diario con la venta de replicas de cosas que nada tienen en común con esta tierra.

Es fastidioso decirle a otros que hagan lo que uno mismo no hace, pero alguien debería ocuparse, los artesanos de las manualidades, de producir replicas de diferentes tamaños de, por ejemplo: La Catedral, la iglesia de Mamatoco, La iglesia San Francisco, de El Morro, sí, de El Morro, del Nazareno “negro”, de los bongos de Taganga, de las canoas ancestrales de Taganguilla, de la iglesia de Taganga, de los bohíos de los indígenas de la Sierra Nevada  y, por qué no, de ellos mismos en diferentes tareas, etc.

Dentro de este campo es necesario, y tarea de expertos y curiosos, considerar los demás elementos que nos identifican. Ya hemos empezado por darle categoría al cayeye, sigamos por esa linea. Es una propuesta abierta y directa para iniciar la construcción y reconocimiento de una identidad de Santa Marta, aunque a estas alturas de la globalización a muchos les parezca absurdo.

Anuncios

15 pensamientos en “Réplicas de identidad

  1. Bastante de acuerdo. Las artesanías es un factor valioso y bastante productivo de los valores, historia, costumbres, que debe reportar un beneficio cultural a través del reconocimiento de las personas que compran. Es diferente comprar una chuchería sin historia a comprar algo que inquiete al universo mental de quien la adquiere el producto artesanal.
    Sólo tendría una inquietud… Existe una agremiación de artesanos en Santa Marta que sea receptora de esta inquietud? Por que me asalta el temor de que solo existan intermediarios que venden y no haya realmente artesanos en esa área que reproduzcan la cultura samaria. Interesante tema.
    un abrazo, amigo

  2. Totalmente identificado con tus obsevaciones. La ausencia de esas producciones artesanales indican una baja estima de los valores arquitectonicos y naturales de la ciudad, por parte de los artistas samarios. Me asalta la duda si la gran mayoria de esos artesanos son personas inmgrantes del interior del pais, para quienes los valores culturales samarios no le dicen nada ya que estos no hacen parte de su cultura de origen.

  3. HERMANAZO: NO SERÁ QUE – DE PRONTO – SE ESTÁ HABLANDO, POR EJEMPLO, DE AQUELLO QUE – A LO MEJOR – NOS PERMITE DISTINGUIR A UN PUEBLO DE OTRO. …PUEDE AFIRMARSE QUE LA IDENTIDAD ES – POR DECIRLO ASÍ – OTRA COSA Y QUE EN LAS CONDICIONES, ENTRE OTRAS, DE LA LLAMADA GLOBALIZACION SE REAFIRMA. …DISCUTBLE, CADA VEZ MÁS, LO DE LA IDENTIDAD DE LOS PUEBLOS.

  4. Joaco, la identidad es un reflejo de nuestra esencia, de lo que nos formó y de nuestra manera de abordar la vida. Si por identidad se quiere entender permanecer inmutables en el tiempo, como aislados aferrados a lo que ya no es, tenemos problemas y serios. Esta visión ha caracterizado el liderazgo que desconoce el significado de la interacción con un mundo que se mueve moviendo también reglas de juego. Y como lo mencionas ni siquiera El Morro es capaz de conmovernos. Esto lo afirmo porque sé que los samarios no han apreciado la propuesta gráfica, por sólo mencionar el detalle estético que mereció un premio de la Secretaría de Cultura de Bogotá y que es La animación digital en nuestra INDEX -página de inicio- del proyecto Agenda Samaria en la red. Desde las nuevas tecnologías adoptamos El Morro como nuestra identidad corporativa. Es así como desde finales del 2007 venimos proponiendo y no sólo en la web, lo hicimos 3 años desde Radio Galeón un modo de ver diferente nuestro estar en un territorio privilegiado.
    NOTA: La animación digital mencionada se puede ver -y escuchar-
    haciendo clic en mi nombre. Descubrir propuestas comunicativas en la web es otra forma de construir identidad y ya existen varias propuestas samarias de tonnos muy diversos y propósitivos.

  5. En Valledupar si no estoy equivocado , hay un monumento a la María Lucía (o Maria Mulata) , pajaro que abunda en la bahía de Santa Marta , nosotros hacemos caso omiso a este pajarraco , que aunque feo , es parte de nuestra identidad . Por otra parte , estamos los samarios muy dados a usar los nombres que equivocadamente los foráneos desfiguran por nuestra mala dicción o simplemente por la baja cultura de nuestros visitantes ; un ejemplo de esto son nuestras carabañolas que por cuenta de los cachacos ahora son “carimañolas”. Acertado tu comentario acerca lo poco autenticos que nos mostramos los samarios en todas las escenas en que debiamos defender nuestra identidad. Cual será la fórmula para ser mas “samarios”.

  6. Mi apreciado y respetado Juaco… ¿Identidad? Quien dijo: identidad. Nuestros hermanos mayores, los Ika, los Kankuamos, los Kogui, los Arzarios, los… los… los Tayronas, los descendientes de toda esa cosmogonía, en dónde están? Ellos, en su inconmensurable proceso de desarrollo, crearon muchas piezas de oro tumbaga, de ceramica, de piedra, de coralina… y tantas muestras físicas de su empeño y proceso cultural, hoy llamado aculturación. Con solo pensar en cómo ellos – los orfebres – lograron hallar oro y cobre, para después fundirlos y crear una aleación industrial para crear sus tantas muestras – pequeñas esculturas antropomorfas y zoomorfas – de su mundo y sociedad, ya es para pensarlo, y por qué no, retomarlo. Hay una galería que desde hace muchos años, basados en nuestra cultura aborigen, se propuso hacer y vender nuestras figuras, como aquella la del Guerrero, o la del Jaguar al acecho. Ahi está nuestra identidad… la hemos tenido frente a nuestros ojos y nunca la vemos, por incapacidad de creer en lo nuestro o por obtucidez. Ese es nuetro verdadero legado. Los Aztecas, los Olmecas, los Toltecas dejaron sus grandes obras y no hay belleza tanta en este mundo como aquel guerrero sentado en pose de judo. Eso es lo que debemos rescatar y no estar inventando lo del guineo verde cocido machucado y queso blanco agregado para decirle hoy cayeye… no, eso siempre se ha llamado mute. Y las caribañolas se llaman caribañolas. Por lo tanto, para que ir tan lejos, solo pregunta quien se robó un 31 de diciembre las 30 piezas de orfebreria tayrona del viejo museo Tayrona, ¿Ah? O quien se llevó la replica del Simon Bolivar ecuestre de Teneranni, que siempre estuvo en el jardin del Montessori? O quien dejó que nuestra ciudad hoy sea la cloaca más pestilente de la tierra… ni Venecia.

    • Apreciado virruaco. Interesante tu comentario, pero yo sólo estoy señalando unas falencias que en nada contradicen tu apreciación histórica. Lanzas al aire grandes verdades pero me extraña que pongas el indice hacia mi. En casa siempre se habló de PURE de guineo verde, eso de MUTE lo escuché en el interior del país. Gracias por tus aportes. Recibe un T. ABr. F.

  7. Salí a respirar aire contaminado que traen los vientos alisios del norte y pasan por la quietud del mar de Papare y de paso arrastran, a mar abierto, toda partícula de carbón que como están sin protección en las tantas barcazas que las llevan hasta los barcos anclados (las introducen en pleno mar abierto a sus bodegas), testigos del divisar de los picos nevados de nuestra Sierra, y nos las mandan atravesando los meandros de la Isla del Rosario y nos las tiran sobre los barrios a las orillas del Rio Magdalena, en Barranquilla. Observa la distancia… y llegan, cómo antes, a las playas y limos que rodean Papare hasta esta descarriada ciudad. Pero ya he vuelto, para vivir un poco más y encontrar, lo que menos esperaba, tu agradable respuesta. Más, no te señalo, ni mucho menos hago recaer en ti las vicisitudes que padece nuestra amada Santamarta. Lo escribo así: Santamarta, ya que ella no es santa ni es Marta, ni es santa marta. Pero hoy es mucho menos. Antes podíamos ir a la playa, nuestra ancestral playa, la de la ciudad. Hoy es un remedo de playa que a cada minuto se la va tragando el fuerte oleaje que choca contra los espolones como si chocara contra los farallones por allá en el mar de Pescadito. Como antes esas olas tenían un recorrido apacible hasta las playas del Kabuki, y las retenidas por el ejército, hoy no. Sino que ellas encuentran los espolones del progreso (?) y allí se frustran, por lo tanto se lanzan contra el semoviente camellón e inundan las calles y callejones dejando fetidez, olor a sentina, en movimiento. Y cuando pensé en colocarte un comentario sobre la identidad nunca te juzgo, señalo, indico, o te muestroi; sino que hago lo posible por apoyarte –por aquello de apoyar y arte– fortaleciendo esas mismas palabras tuyas que recibo con inventario de culpa. No busco hacer una catarsis, sino que evito la flagelación cada vez que veo a mis calles vueltas un cauce de estiércol.
    Los mismos ABr. F.

  8. JOACO, ESA MISMA INQUIETUD LA TENGO DESDE HACE RATO, CUANDO ESTUVE EN LA CORPORACIÓN SAN JUAN DE DIOS, QUISIMOS ESTABLECER UN SÍMBOLO QUE NOS REPRESENTARA, CONVERSAMOS CON VARIOS ARTESANOS PARTA TAL FIN, INFORTUNADAMENTE TRINO LUNA CUANDO ESTABAMOS EN EL PROCESO, LIQUIDÓ LA CORPORACIÓN, TE PROPONGO CON MI FUNDACIÓN, QUE HAGAMOS UN PROYECTO PARA PRESENTARLO A ENTIDADES PERTINENTES Y DE ESTA MANERA LOGREMOS NUESTRO SÍMBOLO DE IDENTIDAD.
    SARITA SÁNCHEZ

  9. Désde la época de corsarios y piratas, los samarios hemos sido acosados, perseguidos y muerto por el mismo puñado de filibusteros y asaltantes que hoy día tienen su guarida en los puestos públicos y administrativos, personajes siniestros que “deciden” nuestro rumbo hacia un mejor bienestar y que nos han tenido sumidos dentro de la misma codicia e ignorancia en la que ellos siempre han vivido; un gran motivo por el cual no hemos podído encontrar un espacio propicio en donde desarrollar nuestra preciosa identidad samaria. Solo sin el yugo del pillaje y la ignorancia podremos pensar en recuperar nuestra verdadera identidad.
    Escribo desde el exilio..!

  10. Me gusta mucho la propuesta de Sarita… para comenzar. Porque lo que leo es mucha queja, demasiadas quejas. Si podemos hacer algo… es importante hacerlo ya…. Espero q

  11. Me gusta mucho la propuesta de Sarita… para comenzar. Porque lo que leo es mucha queja, demasiadas quejas. Si podemos hacer algo… es importante hacerlo ya¡¡… Espero que Sarita y Joaco concreten la idea… pero necesitamos mas artesanos samarios. Y podríamos quejarnos también que los artesanos no tienen apoyo… porque bla..porque bla… etc. Esto es muy samario… quejas van y quejas vienen. Esto realmente SI hace parte de la identidad samaria. Esto incluye a Joaco, pero también me incluye a mi, y a muchos de mis grandes amigos que están allá. Los malos gobiernos existen por que no hacemos nada… solo quejarnos. Y éstos saben manejar las quejas: MAMARLES GALLO.
    Perdonenme si escribo así, pero aunque no soy samario de nacimiento, me siento como tal, porque allí crecí y cualquier cosa que yo quiera recordar se relaciona con Santa Marta. Dejé de pensar como samario, y lo digo en buena onda. YA NO ME QUEJO… PIENSO Y TRATO DE HACER ALGO.
    Me encuentro fuera del país. Pero Santa Marta siempre está conmigo. Me gustaría ayudar en algo. Y de pronto me gustaría aprender a elaborar artesanías, porque me gustan las manualidades. Y me asalta la pregunta: ¿la artesanía, el ser artesano se impulsa en los colegios, como parte de un juego vital, no profesional o económico? Porque la identidad si es vital.
    Un abrazo desde Venezuela a Joaquín Antonio. Te agradezco este blog, para estar en comunicación con “la samaria”. Igual para todos los colaboradores.

  12. CARABAÑOLA: (S.) Bollito de forma cilíndrica y terminado en punta, hecho con masa de yuca cocida y molida que se rellena con queso rallado o con carne molida y después se frita. Es una de las especialidades de la cocina regional. Expresión: “Ni con carabañolas de pavo real…”: ser algo tan difícil de conseguir que ni siquiera con algo poderoso a favor puede obtenerse.

    Sin ánimo polémico , la anterior definición la obtuve en una publicación de la Biblioteca Luis Angel Arango , se parece mucho a una fritura que comemos en Santa Marta desde épocas no tan recientes como el uso de las palabras: “CARIMAÑOLAS” y otras veces “CARIBAÑOLAS” en vez de “CARABAÑOLAS” .

  13. La verdad es que los samarios no tenemos identidad cultural, existe algo que hemos sufrido y seguimos sufriendo, es lo que yo llamo desplazamiento cultural, y esto es haciendo referencia a lo escrito por usted; pero no es que tenga nada contra los colombianos del interior del país, pero cómo es posible que los turistas se coman un pesca’o frito, arroz de coco y patacón preparado por un paisa, santandereano, tolimense, etc. Eso es inaudito, cuáles son los platos típicos samarios, las tiendas samarias que cuando estaba pela’o y hacia el manda’o me daban la ñapa, pero hay otra cosa, no tenemos capacidad politica para elegir verdaderos gobernantes que nos proyecten como una ciudad rica en identidad. Les planteo un interrogante ¿será que de verdad somos un D.T.H.C.?

  14. CARABAÑOLA Y MOTE DE GUINEO VERDE.
    CUANDO ESCUCHÉ LA PALABRA CAYEYE NI SABÍA DE QUÉ SE TRATABA. DESPUES SUPE QUE ASI HABIAN BAUTIZADO AL GUINEO VERDA APLASTADO CON MANTEQUILLA DE FRASCO Y QUESO RAYADO.
    ESO QUE ANOTAS, JOACO, LA FALTA DE IDENTIDAD, SE TRADUCE EN ALGO PEOR: LA FALTA DE SENTIDO DE PERTENENCIA. ESO ESTÁ MATANDO A ESTE PUEBLO, QUE CADA DÍA SE SIENTE MAS EXTRAÑO, QUE YA NO ES NI TURISTICO NI PESCADOR NI BANANERO NI FUTBOLISTICO NI SOÑADOR.
    ¡SOLO UN POBRE PUEBLO AFERRADO A UN TERRUÑO QUE CADA DÍA ES MENOS DE ÉL, A LOS RECUERDOS DE UNA CIUDAD QUE NO HASN ACABADO PESE A TODO PORQUE ES CIUDAD DOS VECES SANTA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s